El saber cómo fluir con los cambios, en vez de resistirlos o temerlos es una de las habilidades más básicas que tenemos que desarrollar para aprender a vivir mejor. A medida que las estaciones del año se van manifestando, los flujos energéticos cambian y nuestro organismo tiene que ir adaptándose. Una de las enseñanzas iníciales del I Ching es que todo tiene su momento oportuno, en el que hacer algo y se realiza con un mínimo esfuerzo y se logra un máximo resultado. En este nivel, el practicante se hace más consciente de cómo fluir con los cambios a través del ciclo de las cuatro estaciones del año.

Uno de los grandes maestros del I Ching, conocido como Shao Yong, diseñó para el beneficio de la humanidad, una estructura en la que los 64 hexagramas del I Ching están organizados de acuerdo con el fluir de las cuatro estaciones del año. La rueda de los 64 hexagramas ofrece consejos muy precisos de cómo armonizar día a día en el ciclo del año.
La rueda de Shao Yong nos ofrece una poderosa estructura de cómo superar el caos mental y emocional que caracteriza esta era en que estamos, y desarrollar un elevado grado de armonía e integridad en el cómo vivimos y cómo nos relacionamos con nosotros mismos, con los seres de nuestro mundo, y con el ambiente en que estamos.

Start typing and press Enter to search

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
X