En el antiguo árbol de prácticas Taoístas, que comprende ramas como la acupuntura, fitoterapia, masaje, nutrición de los 5 elementos, qigong, taichi, fengshui, I Ching y meditación, las prácticas referentes a la energía sexual ocupan un lugar prominente.

En la China antigua los maestros Taoístas eran bien conocidos por sus conocimientos especializados en asuntos sexuales. Emperadores y emperatrices consultaban en secreto a maestros Taoístas para aprender la esencia de la práctica sexual. Esto se hacía no sólo para aumentar el placer sexual con las numerosas concubinas que llenaban la corte, sino más concretamente para alcanzar el ideal chino de tener una vida larga y saludable.

Desde épocas muy tempranas el manejo de la energía sexual se ha asociado en china con una gran vitalidad, sentidos potentes, agudeza de la mente, salud vibrante, magnetismo personal, poderes psíquicos y habilidad para alargar la vida más allá de sus límites ordinarios.

Contrariamente a la creencia popular, las prácticas sexuales Taoístas no son una disciplina independiente que exista por ella misma. Por el contrario, las prácticas sexuales se consideran una rama del árbol Taoísta de disciplinas que tiene como tronco central las meditaciones para calmar la mente y abrir el infinito potencial del espíritu humano.

LAS 5 ESENCIAS DE LA PRÁCTICA SEXUAL TAOÍSTA

1. LOS DOS FUNDAMENTOS:
Reciclar la energía sexual requiere sobre todo que el practicante haya desarrollado la habilidad de sentir cada parte del cuerpo y especialmente el movimiento del Qi o fuerza de la vida a través del sistema de meridianos. Sin la habilidad de sentir el Qi, no hay práctica Taoísta. La habilidad de sentir cada parte del cuerpo es abrir la comunicación entre la mente y el cuerpo físico. Al intentar cualquier práctica energética sin las bases de sentir el cuerpo e identificar el movimiento del Qi, el practicante es energéticamente ciego e incapaz de determinar cuándo ha de pararse la práctica o cuán intensamente debe hacerse una técnica. El riesgo de practicar sin estos dos fundamentos es energía bloqueada en la parte superior del cuerpo, que causa una serie de efectos secundarios indeseables, como dolor de cabeza, insomnio, arritmias, hipertensión, acúfenos y otros. La lista puede ser muy larga.
2. CONOCER CÓMO HACER CIRCULAR CONSCIENTEMENTE EL QI A TRAVÉS DEL SISTEMA DE MERIDIANOS:
Cualquier práctica energética tiene el poder de aumentar el flujo de energía a través del sistema de meridianos. El aumento de flujo es igual a tener mucho más trafico atravesando las avenidas de una gran ciudad. Como todos sabemos si todo el mundo sale de la ciudad durante las vacaciones, el tráfico será lento y pesado en todas partes. Los embotellamientos hacen surgir el mal genio y sobrecalientan los motores, además del incremento del cociente de impaciencia y frustración personales.
Reciclar la energía sexual es algo tan sencillo como mover el Qi acumulado en el área genital y hacerlo circular a través del sistema nervioso y los órganos vitales. No obstante, para hacer eso el practicante debería estar muy familiarizado con los meridianos para guiarla de un lugar a otro de forma segura.
La superautopista energética del sistema energético humano es la combinación de meridianos ascendiendo por la columna desde el perineo y descendiendo por delante del pecho hasta el perineo. Este camino circular recibe una variedad de nombres tradicionales y es mejor conocida en Occidente como la Órbita Microcósmica.
De la misma manera que el tráfico en una gran autopista puede ser fluido, lento o estar totalmente bloqueado, la Órbita Microcósmica puede estar parcialmente bloqueada y la distribución del flujo del Qi ineficaz. Asi que una de las prioridades más importantes en el trabajo energético es mantener la Orbita circulando tan eficazmente como sea posible. Muchos son los aspirantes a la práctica sexual que se ponen a reciclar la energía sexual sin saber nada del Qi que circula por la Órbita y terminan con la energía sexual bloqueada en la cabeza o en el corazón.

3. ARMONIZANDO LAS EMOCIONES
El trabajo energético Taoísta se conoce por aumentar el flujo de energía y estimular la vitalidad. Sin embargo, los Taoístas no están sólo interesados en aumentar el flujo de Qi, más importante es la calidad de este Qi.
Uno de los factores que más prontamente afectan la calidad del Qi personal son las emociones que se producen en nuestros órganos.
Los antiguos Taoístas descubrieron en el curso de sus meditaciones que nuestras emociones, tanto positivas como negativas, tienen su punto de partida en el estado de los órganos vitales. Por ejemplo, el hígado deja circular el Qi de manera muy fluida, entonces este tipo de movimiento se experimenta como un estado mental positivo que se expresa en forma de amabilidad, generosidad y tranquilidad personal. Al contrario, si el flujo está bloqueado por excesiva tensión y calor en el hígado, la experiencia de este fluir difícil se manifiesta con ira, agresividad y un estado general de insatisfacción.
Los Taoístas también descubrieron que la energía sexual, que se expresa a través del esperma en los hombres y el óvulo en las mujeres, es una composición de las esencias de cada uno de los órganos vitales, el sistema nervioso, las glándulas, el cerebro y los huesos. En otras palabras, la energía sexual es un trabajo de equipo donde cada parte del cuerpo contribuye con lo mejor.
Si en el momento de contribuir a dar fuerza al esperma o al óvulo nuestros órganos están ocupados por tensiones y emociones negativas, la energía sexual llevará estas cualidades como parte de su composición. Por eso, es esencial que el practicante del reciclar sexual ponga toda su atención a la calidad emocional que surge de sus órganos vitales.
Los Taoístas desarrollaron numerosas prácticas para transformar el flujo de energía en los órganos y así actuar sobre la calidad de las emociones. El primer método es el de los Seis Sonidos Curativos, que utiliza movimientos sencillos y los sonidos que armonizan cada uno de los órganos vitales. Un método más profundo es el que armoniza el elemento correspondiente a cada uno de los órganos, mientras que resuelve al mismo tiempo situaciones no resueltas aún cargadas emocionalmente.
Puede decirse que cualqueir ejercicio físico que cambia el ritmo de la respiración y acelera la circulación de la sangre y la energía tendrá un efecto positivo sobre los órganos y las emociones.

4. SABER ALINEAR LA ESTRUCTURA FISICA
Aunque pueda parecer muy poco relacionado con la práctica sexual, la habilidad de alinear el cuerpo físico apropiadamente es fundamental en todo trabajo energético, no sólo para hacer girar la energia sexual.
Se aprende a alinear la estructura a fin de facilitar la circulación del Qi a través del sistema de meridianos, mientras que al mismo tiempo nos abrimos al flujo de las energías del universo. Sin una estructura correcta, el Qi tiene dificultad en su camino a través de todo el organismo. Es como si la gran autopista de fuera de la ciudad estuviera cubierta de obstáculos y desviaciones cada pocas millas.
Una estructura correcta es esencial en la práctica sexual a causa de la naturaleza misma de la energía sexual. A la energía sexual se la ha llamado “el agua de la vida” en muchas culturas antiguas, porque se observó que, cuando no se estimula, es tranquila y se comporta como el agua a temperatura ambiente. Sin embargo, durante la excitación su conducta es como la del agua, que se calienta y se lleva a ebullición. Como sabemos, el agua a temperatura ambiente es fácil de manejar, pero el agua hirviendo ya es otro asunto. Tiene que manejarse con mucho cuidado y hemos de ser cuidadosos cuando la vertemos.
Reciclar la energía sexual estimulada requiere el camino más recto y fácil para alcanzar los órganos vitales y el sistema nervioso. Además de permitir circular la Órbita Microcósmica adecuadamente, la estructura física debería ayudar al flujo de los meridianos aportando la máxima facilidad de movimento. Alinear la estructura empieza con algo tan sencillo como sentir una cuerda invisible, que sostiene la cima de la cabeza y el sacro empuja hacia abajo. Los Taoístas desarrollaron muchas posturas especializadas, que ahora forman parte de la estructura básica de los ejercicios de QiGong.

   5. ALIMENTACION CORRECTA
Muchos de los hombres que practican el cultivo de la energía sexual Taoísta no son conscientes que la finalidad de aprender a controlar la eyaculación y prolongar el juego sexual tiene relación con lo que cenaron la noche pasada y con el tipo de comida que predomina en su dieta.
La comida que comemos es una de las cuatro fuentes de energía que tenemos, con el aire que respiramos, la energía que recibimos del cielo y la tierra y la energía heredada ancestral, que nos han transmitido nuestros padres.
Cada una de las cuatro fuentes de energía se puede comparar a las patas de una mesa. Si una de ellas es escasa o débil , desequilibra la mesa y todo lo que ponemos en ella.
Una dieta con comida concentrada en exceso, como las proteinas animales, hará más difícil la meta de reciclar energía sexual, porque la sensibilidad estará disminuida, al igual que la circulación sanguínea. El exceso de productos animales también dificulta más el trabajo de hacer subir la energía por la espalda en la Orbita Microcósmica, porque esta clase de comidas en general disminuye mucho la energía, que es lo contrario de lo que se busca al reciclar la energía sexual.

INCORPORANDO LOS 5 PASOS BÁSICOS DE LA PRÁCTICA SEXUAL TAOÍSTA:
En los últimos tiempos han aparecido muchas publicaciones que promueven diferentes métodos para reciclar la energía sexual. Da la impresión de que es totalmente seguro concentrarse en unos pocos ejercicios de respiración, además de algunas contracciones musculares y todo estará bien. La experiencia nos dice que no es así. La mejor evidencia es la innumerable cantidad de personas que buscan maestros Taoístas para que les ayuden a resolver problemas energéticos de su práctica sexual aprendida en libros. A menudo, no hay absolutamente nada malo en los métodos de los libros, tan sólo es que la práctica carece del contexto de las cinco esencias mencionadas antes.
Es importante que cualquier persona interesada en aprender las prácticas sexuales Taoístas, las sitúe en el contexto de un sistema completo, más que en un ejercicio aislado. Ésta es la manera más sencilla de honorar el tremendo poder inherente a la energía creativa del universo concentrada en el ciclo reproductivo.

Start typing and press Enter to search

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
X