El cruce de dimensiones que toma lugar cada vez que nos quedamos dormidos, es el modelo de transición que toma lugar en el momento de fallecer. Las simples prácticas que se hacen en el momento de quedarnos dormidos establecen un ancho puente entre dimensiones que abren la posibilidad de guiar la conciencia a la experiencia de la Mente Original.

En este nivel desarrollamos una práctica para cruzar dimensiones en el que nos entrenamos en mantener continuidad de conciencia; reconocimiento de las etapas de disolución de los elementos en el momento de quedarse dormido; y el disolver el ego en la luminosidad de la Mente Original.

Start typing and press Enter to search

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
X