El cuarto nivel utiliza los recursos que se van desarrollando para aportar beneficios a otros seres. Como toda acción genera siempre una reacción de similar calidad, el ayudar otros seres a superar un grado de sufrimiento orientándose en la vida, genera beneficios mutuos. Las prácticas que se vienen realizando son todas poderosas acciones que deben  generar poderosos resultados, pero este proceso no es mecánico, ni funciona igual para todo el mundo. Lograr resultados positivos requiere un fondo de acción positiva, si por el contrario, traemos un peso de acción negativa, las mejores de las prácticas van a generar reacción negativa.

El trabajo altruista no es una vía de una sola dirección. La apertura de la segunda caldera se logra gracias al trabajo altruista que otras personas nos permiten realizar. En este cuarto nivel traemos al mundo el beneficio que vamos logrando con nuestro esfuerzo. Desde la perspectiva del I Ching, el trabajo altruista hace que el mundo lleve en su corazón al practicante en un aura de luminoso afecto y el más puro amor. Es el mundo quien ayuda al practicante a desplegar el potencial de la segunda caldera del corazón, es imposible hacerlo por nuestra cuenta, solos.

Start typing and press Enter to search

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
X