El principio femenino no sólo se manifiesta a través de la mujer, se manifiesta cada vez que activamos el cuidado, el esmero, el proteger, el sanar y el nutrir. El principio femenino también se manifiesta cuando simplificamos la vida. Como dicen los textos daoistas, “el yang opera a través de lo fácil y el yin a través de lo simple.”

El principio femenino es  un aspecto vibratorio de nuestra naturaleza íntima. Los ancestros de las prácticas fueron capaces de discernir los mantras que abarcan diferentes aspectos de la feminidad. El principio Divino Femenino fluye especialmente por el punto del corazón y es esencial para desarrollar la segunda caldera de las fases intermedias.

El generar beneficios para todos los seres de la creación es una de las maneras en que el principio Divino Femenino fluye por el universo. Los mantras del principio Divino Femenino fortalecen la capacidad de cuidar y nutrir que es intrínseco a quienes somos. A través de los mantras nos armonizamos con la Madre Naturaleza y su inagotable capacidad de generar beneficios para todos.

Start typing and press Enter to search

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
X