En nuestra cultura, una de las formas más intensas de sufrimiento, es el dolor que viene con el sentimiento de que algo anda mal en nosotros. Si no se trata, esta inseguridad profunda genera mente crítica, cólera, agresividad, miedo, depresión y crónicos comportamientos adictivo que no nos permiten lograr la felicidad que todos buscamos.

Uno de los grandes obstáculos que los practicantes occidentales traen a sus prácticas, es la visión extremadamente negativa de sí mismos. La manera en que pensamos, determina la manera en que nos sentimos. El auto rechazo, la baja auto estima, y el sentirse a disgusto con uno mismo, son factores que  nos limitan desde lo profundo del inconsciente, impidiendo la experiencia del bienestar absoluto que es nuestra verdadera naturaleza.

Todo lo que se suprime, se intensifica y se exagera, y constantemente busca maneras de salir a la superficie. Cuando inconscientemente tenemos una pésima opinión de nosotros mismos, atraemos a personas y situaciones que van a demostrar que somos unos ineptos y que algo anda verdaderamente mal en nosotros. Si la visión que tenemos de nosotros mismo está tergiversada, la manera como vemos a otros y al mundo también estará distorsionada. Esa visión de nosotros la proyectamos al mundo manifestándose como conflictos raciales, políticos, religiosos o entre naciones. El resultado del auto rechazo es la auto destrucción y un comportamiento adictivo que no permite que se manifieste en el mundo nuestro potencial más elevado.

En este nivel llevamos la práctica del Perdón Verdadero, al próximo y más desafiante nivel que es el del Auto Perdón Verdadero. A menudo para la persona que está atrapada en el auto rechazo, es más fácil perdonar a alguien que perdonarse a sí misma. El hábito de auto castigo está profundamente arraigado en nuestra cultura debido a siglos de programación que han machacado que nacemos malos y que el bien está fuera de nuestro alcance.

El resultado de lograr el perdonar, pedir perdón y auto perdonarnos, genera un nivel extraordinario de integridad personal, valentía y capacidad de sanar a todos niveles. La capacidad de liberar obstáculos a niveles progresivamente más profundos son los que permiten desarrollar una personalidad extraordinaria en todos los sentidos.

Start typing and press Enter to search

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
X