In Nivel III - Desarrollar las ramas del árbol de prácticas

El alineamiento creativo de la estructura ósea iniciado en el Nivel Introductorio con la postura de Abrazar el Árbol se amplía y se profundiza ahora con otras cinco posturas. Estas posturas ayudan a estirar el tejido conjuntivo, una capa de micro-meridianos que envuelve cada uno de los órganos y de los músculos en un opulento océano de energía. También se estiran diferentes grupos de meridianos y de tendones que van desde los dedos de los pies hasta las manos.

  Los tendones no sólo dan elasticidad al movimiento sino que también funcionan como un sistema de meridianos. Si se los ejercita con regularidad, los tendones permanecen flexibles y dotados de un buen flujo circulatorio hasta el final de nuestros días. Si se descuidan, las personas se tensan, pierden capacidad de movimiento y se ven más limitadas físicamente. La rigidez física se ve automáticamente reflejada en la actitud mental y emocional. Nos volvemos emocionalmente inflexibles y vemos limitada nuestra capacidad para expresar nuestros sentimientos más profundos o llevar a cabo cambios también profundos.

  Los organismos vivos saludables son extremadamente flexibles en comparación con los cuerpos muertos, que están rígidos y fríos. Las Seis Posturas son agentes que dan vida y calidez mental y emocional. La versatilidad que se desarrolla a través de estas posturas aporta un poderoso sustento al trabajo con las emociones negativas que tiene lugar con los Seis Sonidos Curativos y en Armonizar los Cinco Elementos 1.

Start typing and press Enter to search

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
X